Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘novela’

Por Escribiente

Discurso de Javier Marías durante la ceremonia de la entrega del premio Rómulo Gallegos en 1995

(…) “El filósofo rumano Cioran, muerto recientemente, explicaba que no leía novelas por eso mismo; habiendo ocurrido tanto en el mundo, cómo podía interesarse por cosas que ni siquiera habían acontecido; prefería las memorias, las autobiografiías, los diarios, la correspondencia y los libros de historia.

Si lo pensamos dos veces, tal vez a Cioran no le faltara razón y tal vez sea inexplicable que personas adultas y más o menos competentes estén dispuestas a sumergirse en una narración que desde el primer momento se les advierte que es inventada. Todavía es más raro si tenemos en cuenta que nuestros libros actuales llevan en la cubierta, bien visible, el nombre del autor, a menudo su foto y una nota bibliográfica en la solapa, a veces una dedicatoria o una cita, y sabemos que todo eso es aún de ese autor y no del narrador. A partir de una página determinada, como si con ella se levantara el telón de un tesoro, fingimos olvidar toda esa información y nos disponemos a atender a otra voz -sea en primera o tercera persona- que sin embargo sabemos que es la de ese escritor impostada o disfrazada. ¿Qué nos da esa capacidad de fingimiento? ¿Por qué seguimos leyendo novelas y apreciándolas y tomándolas en serio y hasta premiándolas, en un mundo cada vez menos ingenuo?.

Leer el discurso completo

Read Full Post »

Por Bibliotecario

Una estupenda noticia, exclusiva de Radio Caracol: antes de que termine este año, Gabriel García Márquez publicará una nueva novela que tendrá como tema principal el amor, aunque aún no tiene título.

Regresa Gabo al mundo de las letras, después de que hace ya cuatro años publicara “Memorias de mis putas tristes” y lo hace con su estilo más genuino: sólo le ha gustado la novela después de haber hecho cinco borradores. Según Darío Arizmendi, director de Radio Caracol, esta obra tendrá alrededor de 250 páginas y nos mostrará a un Gabriel García Márquez completamente lúcido, a pesar de sus 81 años; da fe de que el escritor está aún plenamente productivo en su carrera literaria: “Tiene una actividad sorprendente y una lucidez extraordinaria. Compartí con él muchísimas horas, estuvimos en un par de restaurantes. Tiene mucho sentido del humor, mucha agudeza, mucha precisión en las cosas que dice“, asegura Arizmendi.

La novela llega en un momento culminante para su autor, ya que en el año pasado recibió múltiples homenajes por su 80 cumpleaños, por el 40 aniversario de “Cien años de soledad” y los 25 de haber recibido el premio Nobel de Literatura. Por lo que parece, tenemos Gabo para rato. Y eso es algo que se agradece.

Fuente: www.actualidadliteratura.com

Read Full Post »

Por Bibliotecario

No es pa�s para viejos - LibroImagínate que abres un libro esperando leer una novela y en su lugar recibes un puñetazo en el estómago. No se me ocurre otra manera de describir No es país para viejos. Tiene forma y aspecto de novela negra y por ella pasa durante un buen trecho. Sin embargo, cuando empieces a sospechar que las cosas no son como deberían será demasiado tarde, y tendrás un puño incrustado en el duodeno. Te sentirás dolorido, confuso y sin respiración, y por mucho que aprecies su autenticidad no habrá nada que te asegure que era realmente necesario.Llewelyn Moss, un veterano de Vietnam que vive con penuria en el Texas fronterizo de los ochenta, descubre mientras caza en el desierto los restos de un tiroteo entre narcos mexicanos. Allí encuentra una maleta con más de dos millones de dólares que cogerá esperando cambiar su vida y la de su mujer. A partir de ahí comenzará un juego del gato y el ratón en el que se sumarán varios personajes. Por un lado Anton Chigurh, un imparable asesino sin escrúpulos que se considera un instrumento del destino. Por el otro el Sheriff Bell, un hombre hecho a la vieja usanza, de valores comunitarios y tradicionales, al que la situación desborda completamente.

No es por su argumento por lo que No es país para viejos se aleja del género, como vemos. Es por lo que hace McCarthy con él. El autor, aparentemente a propósito, echa por tierra a mitad del libro las convenciones básicas de la narratología. La tensión cuidadosamente acumulada en los capítulos previos se fulmina abruptamente cuando el momento cumbre de la novela, de cualquier novela, se despacha a ochenta páginas del final, fuera de campo, y contado como un resumen esquemático. Ahí descubrimos que no estábamos leyendo lo que creíamos. Que las minuciosas descripciones de fugas, planes, tiroteos y emboscadas estaban perfectamente de más. A partir de ahí la novela no ofrece incentivos a sus personajes para seguir adelante, aunque lo hagan, pero el problema es que tampoco ofrece demasiados al lector. (más…)

Read Full Post »

Por Bibliotecario

Portada de Los pilares de la Tierra– He comido un bollo.

– ¿Le has contado a Alfred todo esto?

– Todavía no. Tengo que hacerlo ahora.

– Dile que se ande con ojo.

– Que se ande con ojo -repitió la niña- ¿Debo decirle eso antes o después de que le cuente lo del hombre que robó nuestro cerdo?

– Después -respondió Tom. Poco importaba, en definitiva, pero Martha quería una respuesta firme. Con una sonrisa, añadió-: Eres una chica muy lista. Ya puedes irte.

– Me gusta este juego -dijo ella. Saltó ágilmente la zanja y echó a correr hacia la ciudad. Tom la siguió con la mirada con una mezcla de cariño y enfado. Él y Agnes habían trabajado de firme para ganar dinero y alimentar a sus hijos, y estaba dispuesto incluso a matar para recuperar lo que les habían robado.

Quizá el ladrón también estuviera dispuesto a hacerlo. Los proscritos estaban fuera de la ley, como su propio nombre indicaba. Vivían en un ambiente extraordinariamente violento, y ésa no debía de ser la primera vez que Faramond Openmouth tropezaba con una de sus víctimas. Era peligroso, desde luego.

La luz del día comenzó a desvanecerse con sorprendente rapidez, como a veces ocurría en las lluviosas tardes otoñales. Tom empezó a preocuparse por si sería capaz de reconocer al ladrón bajo aquella lluvia. A medida que anochecía entraba y salía menos gente de la ciudad, ya que la mayoría se había ido con tiempo suficiente para llegar a sus aldeas al anochecer. Las velas y linternas empezaron a parpadear en las casas de la parte alta y en las chozas de los barrios pobres. Tom comenzó a preguntarse con pesimismo si después de todo el ladrón no habría decidido pasar la noche en la ciudad. Quizá tuviera en ella amigos tan deshonestos como él que lo acogerían aun a sabiendas de que era un proscrito. Tal vez….

Y entonces divisó una figura embozada con una bufanda.

Avanzaba por el puente de madera acompañado de otros dos hombres. Tom pensó de pronto que era posible que los dos cómplices del ladrón, el calvo y el hombre del sombrero verde, hubieran ido con él a Salisbury. No los había visto en la ciudad, pero podían haberse separado por un tiempo para reunirse en el momento de emprender el camino de regreso. Tom masculló un juramento, ya que no creía que pudiera enfrentarse a tres hombres, pero el grupo se separó a medida que se acercaba, y Tom se sintió aliviado al advertir que no iban juntos. Los dos primeros eran padre e hijo, dos campesinos morenos, de ojos muy juntos y nariz aguileña. Cogieron el camino de Portway seguidos por el hombre de la bufanda.

Los pilares de la Tierra. Ken Follett. Plaza & Janes, Barcelona, 2003.

¿Después de leer la página 69 de éste libro te animarías a leerlo entero? Si ya has leido el libro ¿qué te pareció?

Read Full Post »

Apples

Por Bibliotecario

Portada ApplesApples es un libro que no ha pasado desapercibido en el mercado anglosajón, y que poco a poco está emergiendo en España como una novela inteligente, hiperrealista y con contenido.Está escrita por un joven llamado Richard Millward (imposible contrastar si su apellido se escribe con una o dos ‘eles’), y relata la historia de dos adolescentes llamados Adam y Eva, que (mal)viven en Middlesbrough, ciudad inglesa a la que el autor describe en un cúmulo asfixiante de drogas, sexo, aburrimiento y claustrofobia.

Adam es un muchacho marcado por los abusos de su padre, que prefiere quedarse encerrado en su cuarto, influenciado por su síndrome obsesivo-compulsivo, a salir por las noches y participar en ese desenfreno que parecen disfrutar todos los de su edad. Está enamorado de Eve, una arquetípica guapa de la clase, popular e inmadura, que ve en sus amigas y en el interés sexual que despierta en el sexo opuesto, el reflejo de su propia personalidad.

Apples está contado a base de monólogos de los dos protagonistas, que se intercalan con el propósito de crear una atmósfera propia. El lenguaje es sincero y crudo, y el acercamiento a la forma de pensar adolescente es una de sus mayores virtudes. Ambos parecen estar inmersos en un círculo vicioso existencial del que no hay salida. Adam parece odiarse a sí mismo por no cambiar su vida hacia mayores y mejores perspectivas, y Eve está resignada a la enfermedad de su madre. Él está profundamente enamorado de ella, mientras que ésta apenas sabe que existe.

En la página oficial del libro, editado en España por la interesante editorial Berenice, se puede leer el primer capítulo de la novela. Se dejan ver tintes autobiográficos de la vida del propio autor (que escribió Apples con sólo 19 años), y un estilo próximo a los excesos de Bret Easton Ellis.

Leer primer capítulo de Apples

Luisfer

www.papelenblanco.com

Read Full Post »

Por Bibliotecario

“Rayuela” es uno de esos libros que son imposibles de olvidar. Yo lo he leído ya cinco veces y siempre me ha dado algo, he descubierto en él cosas que no sabía, cada lectura ha sido un hallazgo impagable. Porque “Rayuela” es una novela diferente, divertida, audaz y, sobre todo, innovadora. Puede que, a estas alturas del nuevo siglo, haya sido superada en complejidad narrativa por otros libros más “experimentales”, pero la virtud de las grandes obras es desafiar al tiempo y perdurar. Y con “Rayuela” sucede eso.

Los personajes se convierten en inolvidables: la Maga, Oliveira, Traveler, son caracteres tan profundos, tan llenos de recovecos, que uno se puede sentir cercano a ellos, descubrir en alguna de sus facetas algo que ha sentido o pensado en algún momento, porque al final casi se convierten en arquetipos universales. Las situaciones y aventuras que les suceden son casi lo de menos, aunque la escena en que Oliveira trata de conseguir el tabaco de Traveler sin bajar a la calle es, en sí misma, una pequeña muestra del genio de Cortázar.

Aun con todo, para los que no la hayan leído debo hacer una advertencia: como novela, “Rayuela” flaquea. Y lo digo pensando, como pienso, que es una obra maestra. Flaquea porque una novela requiere continuidad, una trama unitaria, un hilo que hilvane lo que se cuenta, y “Rayuela” es un divertimento en el que, lo de menos, es precisamente eso. Quizá por ese motivo su lectura pueda resultar extraña de primeras, puesto que rompe con cualquier formalismo previo.

Pero es justamente ahí donde radica su principal rasgo: “Rayuela” es una novela para disfrutar, para que la literatura sea el juego y el pasatiempo que Cortázar pretendía que fuese. Y lo consigue, porque con este libro se disfruta mucho, muchísimo, y comprende uno por qué la literatura es un juego y cuánto se puede llegar a divertir una persona simplemente leyendo un libro. Y os aseguro que, con “Rayuela”, uno se divierte como nunca.

Sr. Molina

Read Full Post »