Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Egipto’

Los retratos de Al Fayum

Por Bibliotecario

La Antigüedad clásica no ha sido muy pródiga en su legado pictórico: Son contados los ejemplos de pinturas, frescos (Pompeya) o simple policromía que han llegado hasta nuestros días.

Es por este motivo que los retratos de Al Fayum son una de las manifestaciones artísticas más impresionantes de la historia de Egipto, particularmente de su período romano.

Pertenecen a enterramientos de los siglos I a III d.C. de simples particulares en la región de Al Fayum. Nos muestran con sorprendente naturalismo los rostros del sujeto enterrado, normalmente en su juventud, pudiendo esto indicarnos 2 cosas: O la baja esperanza de vida de la época, o la representación idealizada del enterrado. Fueron realizadas según la técnica del encaustado , que consistía en pintado sobre tabla de madera, usando cera como aglutinante de los pigmentos. Por la importante cantidad de retratos que nos han llegado, podemos deducir que debía existir una cierta industrialización de la práctica del retrato del difunto… confirmada por una cierta uniformización de formas y colores.

Lo más sorprendente de estos retratos es su naturalismo, y la expresión de los mismos. Por este motivo, suponen una vía excelente para conocer las etnias, y costumbres (peinados, ropas, etc) de los habitantes de la región.

Actualmente los puedes ver en el Museo Egipcio de El Cairo, el Louvre y el British Museum de Londres.

Galería de fotografías de retratos de Al Fayum, en WikiCommons

Completo artículo sobre los retratos

Fuente: www.historiaclasica.com

Read Full Post »

Por Bibliotecario

Ramses hijo de la luzResumen:

Al evocar la grandeza de Egipto, un nombre acude en seguida a la memoria: el de Ramsés , el llamado “hijo de la luz”, el único que encarna toda la magia y el poder de los faraones.

Esta magnífica novela, primera de la pentalogía que Christian Jacq dedica a tan ilustre personaje, narra con gran amenidad y rigor histórico las peripecias de un Ramsés adolescente que debe superar todos los obstáculos que su padre, el faraón Seti, le pone en su camino hacia la madurez. Deberá afrontar, asimismo, las intrigas a que lo somete el primogénito y celoso Chenar, su hermano. El joven Ramsés, el destinado a gobernar el pueblo de Egipto, habrá de aprender, en definitiva, a obrar con la sabiduría, la rectitud y la habilidad de los destinados a tan alta empresa.

Página 69:

capilla. A la izquierda de la entrada, una estela mostraba un texto de veneración al sol naciente. Frente a la piedra sagrada, el faraón Seti elevaba las manos, con las palmas abiertas, y celebraba el renacimiento de la luz cuyos rayos empezaban a iluminar la cantera.

Ramsés se arrodilló, escuchando las palabras que pronunciaba su padre.

Una vez terminada la plegaria, Seti se volvió hacia su hijo.

– ¿Qué vienes a buscar a este lugar?

– El camino de mi vida.

– El creador realizó cuatro acciones perfectas -declaró el faraón-: puso en el mundo los cuatro vientos con el fin de que cada ser respire durante su existencia; engendró el agua y las crecidas, de manera que el pobre las aproveche tanto como el poderoso; modeló a cada hombre idéntico a su prójimo; finalmente, grabó en el corazón humano el recuerdo de occidente y del más allá, para que se ofrecieran sacrificios al invisible. Pero los hombres transgredieron la palabra del creador y no tuvieron otro deseo que desnaturalizar su obra. ¿Formas parte de esa cohorte?

– He… he matado a un hombre.

– ¿Destruir es el sentido de tu vida?

– ¡Me he defendido, una fuerza me ha guiado!

– En ese caso, asume tu acto y no llores sobre ti mismo.

– Quiero encontrar al verdadero culpable.

– No te pierdas en veleidades; ¿estás dispuesto a hacer un sacrificio al invisible?

El principe asintió.

Seti penetró en el interior de la capilla, para volver a salir con un perro amarillo oro en los brazos. Una gran sonrisa iluminó el rostro de Ramsés.

¿Vigilante?

– ¿Es tu perro?

– Sí, pero…

– Coge una piedra, rómpele la cabeza y ofrécelo al espíritu de esta cantera. Así estarás purificado de tu violencia.

El faraón soltó al animal, que se precipitó sobre su amo y celebró el encuentro con alegres saltos.

– Padre…

– Actúa.

Los ojos de Vigilante pedían caricias y ternura.

– Me niego.

– ¿Eres consciente de lo que supone tu respuesta?

Ramsés. El hijo de la luz. Christian Jacq. Planeta, Barcelona, 1998.

Read Full Post »

El proyecto Djehuty

Por Bibliotecario

El proyecto Djehuty es una misión arqueologica española en Egipto. Como ellos mismos definen sus objetivos son: “la excavación, restauración y publicación de las tumbas de Djehuty y de Hery, nos. 11 y 12 en Dra Abu el-Naga, una de las necrópolis de la orilla oeste de la antigua Tebas, en la región de Luxor. Se espera, además, que las tumbas sean abiertas al público una vez finalizados los trabajos.”

Ahora mismo se encuentran trabajando en la excavación y su trabajo puede ser seguido día a día desde su página web: http://www.excavacionegipto.com/

Si nunca has estado en una excavación ni has vivido la emoción del descubrimiento esta será probablemente una buena oportunidad de aproximarte a todo ello sin tener que hacerte arqueólogo.

Read Full Post »