Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 enero 2008

Apples

Por Bibliotecario

Portada ApplesApples es un libro que no ha pasado desapercibido en el mercado anglosajón, y que poco a poco está emergiendo en España como una novela inteligente, hiperrealista y con contenido.Está escrita por un joven llamado Richard Millward (imposible contrastar si su apellido se escribe con una o dos ‘eles’), y relata la historia de dos adolescentes llamados Adam y Eva, que (mal)viven en Middlesbrough, ciudad inglesa a la que el autor describe en un cúmulo asfixiante de drogas, sexo, aburrimiento y claustrofobia.

Adam es un muchacho marcado por los abusos de su padre, que prefiere quedarse encerrado en su cuarto, influenciado por su síndrome obsesivo-compulsivo, a salir por las noches y participar en ese desenfreno que parecen disfrutar todos los de su edad. Está enamorado de Eve, una arquetípica guapa de la clase, popular e inmadura, que ve en sus amigas y en el interés sexual que despierta en el sexo opuesto, el reflejo de su propia personalidad.

Apples está contado a base de monólogos de los dos protagonistas, que se intercalan con el propósito de crear una atmósfera propia. El lenguaje es sincero y crudo, y el acercamiento a la forma de pensar adolescente es una de sus mayores virtudes. Ambos parecen estar inmersos en un círculo vicioso existencial del que no hay salida. Adam parece odiarse a sí mismo por no cambiar su vida hacia mayores y mejores perspectivas, y Eve está resignada a la enfermedad de su madre. Él está profundamente enamorado de ella, mientras que ésta apenas sabe que existe.

En la página oficial del libro, editado en España por la interesante editorial Berenice, se puede leer el primer capítulo de la novela. Se dejan ver tintes autobiográficos de la vida del propio autor (que escribió Apples con sólo 19 años), y un estilo próximo a los excesos de Bret Easton Ellis.

Leer primer capítulo de Apples

Luisfer

www.papelenblanco.com

Anuncios

Read Full Post »

Una biblioteca en Internet

Por Bibliotecario

web-en-el-blog.jpgActualmente sería difícil imaginarnos a nosotros mismos en un mundo en el que no existiera el teléfono móvil, la televisión, Internet, el microondas y un largo etcetera de aparatos y tecnologías. Pero, ¿sería tan difícil imaginarnos en un mundo sin bibliotecas? Sospecho que la mayoría no tendría que forzar mucho la imaginación: bibliotecas ¿qué es eso?

Si visitas la página web de nuestra biblioteca, la “Alonso Quijano” de Campo de Criptana, puede que descubras lo que es una biblioteca y qué te puede ofrecer. No tienes nada que perder por hacer clic en nuestra dirección web:

www.bibliotecaspublicas.es/campodecriptana/index.jsp

Read Full Post »

Historias de palabras

Por Bibliotecario

El lenguaje es, desde tiempo inmemoriales, algo inherente al ser humano. Por eso evoluciona casi como si fuera un ser vivo. El lenguaje nace, se desarrolla, evoluciona y en algunas ocasiones, también muere. Diariamente usamos multitud de palabras que, por habituales, olvidamos que también tiene una historia en la mayoría de los casos muy curiosa. Aquí contaré la historia de algunas de ellas.Infinidad de ellas tiene su origen en el Latín y algunas menos en Griego, aunque en ocasiones ocurre que sus significados van cambiando y adecuándose a nuestros días por ejemplo:

Testificar: En la antigua Roma, cuando un ciudadano tenía que declarar sobre alguna cuestión, en vez de jurar mano en alto como en la actualidad, ellos se agarraban los testículos con la mano derecha. A este acto se le conocía como “testificari”.

Sueldo: Viene de “Solidus” una moneda de oro de la época con la que pagaban a las legiones y que tenía un valor fijo, es decir, sólido. De “Solidus” derivó también “solidatus”, soldado, el militar que cobraba un sueldo.

Salario: Una parte del sueldo que cobraban los legionarios romanos la recibían en sal(era un producto vital y de primera necesidad) A esta parte se la llamaba “salarium”. De aquí proviene también asalariado y salarial.

Veneno: Proviene de la palabra “venenum” pero lo curioso es que esta palabra significaba dos cosas bien diferentes, Tóxico y Remedio. Tal vez es porque pensaban que no existían venenos, sino dosis que podían ser mortales.

Fármaco: Esta proviene del Griego “Farmakon” y le sucede lo mismo que con “venenum” servía lo mismo para designar el tóxico y el remedio. La palabra Farmacia también tiene aquí su origen.

Etcétera: Es una expresión Latina formada por la palabra “Et” que significa y más “cetera” que significa lo demás (Literalmente: “Y lo demás”) Por eso no se debe escribir nunca “… y etcétera” pues la y va implícita en la palabra.

Murciélago: También deriva del Latín. “Mus” que significa ratón (el mouse inglés también proviene de esta palabra) y “ciélago” que significa ciego. Literalmente Ratón ciego.

Otras nos han llegado desde el medievo, como por ejemplo:

Usted: Que es la contracción de “vuestra merced”, al igual que voecencia lo es de “vuestra excelencia” y usía de “vuestra señoría”. Lo curioso es que actualmente se conserva la abreviatura Vd. en lugar de Ud. que ahora sería lo más normal.

Chapucero: Un “Chapucero” era un herrero que fabricaba clavos, trébedes, badiles y otras cosas bastas de hierro.

En la actualidad, el número de palabras que se incorporan a nuestro lenguaje, es ingente, pero no por ello, el origen de algunas deja de ser realmente curioso.

Tanque: Cuando los ingleses desarrollaron los primeros vehículos acorazados durante la I Guerra Mundial el proyecto era altamente secreto. Por eso afirmaban que las grandes piezas de hierro remachadas que transportaban de un lado a otro eran planchas para la contrucción de grandes depósitos o tanques de combustible (Tanks en ingles). Cuando se vieron los artilugios por primera vez en el campo de batalla todo el mundo supuso que aquellos eran los Tanques que estaban construyendo en secreto y con ese nombre se quedaron.

Rebeca: Esta palabra que define una chaqueta de punto femenina, le viene su nombre porque era la prenda que usaba Joan Fontaine en la película “Rebeca” de Alfred Hitchcock. Aunque “Rebeca” es un personaje que ni siquiera sale en la película, la prenda se popularizó con este nombre.

Pamela: Este popular sombrero tomó su nombre porque era el sombrero que llevaba la protagonista del libro de Samuel Richardson “Pamela o la virtud recompensada”. Aunque en esta ocasión su protagonista sí se llamaba así.

Atlas: “Atlas” era un héroe mitológico a quien Zeus condenó a sostener la boveda celeste en sus espaldas. Pues bien, la imagen de un Atlas fue la que usó un geógrafo inglés para la portada de su libro con una serie de mapas que editó en 1585. Tanto se popularizó que desde entonces un Atlas define a un libro de mapas.

Estos son algunos ejemplo y existen infinidad de ellos que tal vez me decida a sacar en otro artículo. Tal vez uno con palabras que nos han llegado desde el otro del lado del charco y hay muchísimas… Unos pocos ejemplos y me despido.

La primera palabra que adoptamos fue la de canoa y procede del lenguaje Taíno y después vinieron cigarro del Maya, Guacamayo del Haitiano, chapapote del nahua…. Adiooos.

Nota curiosa: No tenía ni idea y me ha sorprendido…. ¿Sabíais que el Arabe tiene más de 3000 palabras que significan caballo y más de 9000 para decir camello¡¡¡¡¡ Sorprendente¡¡

Fuente: http://historiasconhistoria.blogia.com/2007/072001-historias-de-palabras.php

Read Full Post »

Por Bibliotecario

Dia D Robert Cappa

El 6 de Junio de 1944 el famoso fotógrafo Robert Cappa estuvo presente en el desembarco de la playa de Omaha. Quería obtener, como siempre, información de primera mano y estaba decidido a hacerlo. Iba pertrechado como un soldado más, sólo que en vez de fusil llevaba su cámara. Siempre decía que “si tu foto no es buena, es que no estabas lo suficientemente cerca”.

“Desembarqué junto a una compañía de rifles del 16º Regimiento de la 1ª División de Infantería. Sabía que arriesgaba mi vida […] Las balas literalmente horadaban el agua, por todos lados. A pesar de ello hice las fotos. Busqué la protección de un tanque quemado en la orilla, nadando junto a multitud de cuerpos flotantes […] Tan pronto como alcanzamos la playa comenzó el fuego pesado de morteros. Todo mi cuerpo empezó a temblar de una forma incontrolable. Intenté recargar la cámara pero fue imposible, no podía. Sin pensarlo siquiera, di media vuelta y corrí hacia una barcaza. No podía pensar […] Nada más alcanzarla sentí una explosión muy fuerte, y vi al conductor llorando. La explosión había destrozado a su ayudante, y su cuerpo estaba por todos sitios, especialmente encima suyo. Inmediatamente me giré y tomé la última fotografía. En total fueron 106”.

Read Full Post »

Por Bibliotecario

crimenes-oxford-cartel.jpeg

Como sabéis, este pasado viernes se estrenó en España lo último de Álex de la Iglesia, ‘Los Crímenes de Oxford’ (‘The Oxford Murders’). Basada en la novela de Guillermo Martinez, la película gira en torno al profesor Arthur Seldom y a Martin, un joven estudiante americano recién llegado a la universidad de Oxford con motivo de su tesis doctoral. Una anciana, que aloja al muchacho, aparece asesinada en el salón de su casa, comenzando así un juego macabro. Todo apunta a que alguien quiere jugar no sólo con la polícia sino también con el profesor Seldom.

Cuando acabo de ver una película, normalmente, a veces durante los créditos, necesito charlar atropelladamente sobre ella, soltar y recibir comentarios en poco tiempo, con el visionado aún recientísimo. Otras veces me quedo mudo, y se debe a dos razones; o he visto una obra maestra de la que es mejor no decir nada (por el momento), o me he llevado un chasco tremendo. Como podéis suponer sin mucho esfuerzo, con ‘Los Crímenes de Oxford’ me pasó esto último. Personalmente, creo que las expectativas sólo juegan con las películas menores. Es decir, si te plantas ante una buena película, da igual que te hayas sentado a verla pensando que es la nueva maravilla del séptimo arte o la mayor basura filmada en todo el año. No he ocultado que Álex de la Iglesia me parece el mejor director que tenemos en este país, ni que le tenía muchas ganas a “Los crimenes de Oxford”.

(más…)

Read Full Post »

Por Bibliotecario

“Rayuela” es uno de esos libros que son imposibles de olvidar. Yo lo he leído ya cinco veces y siempre me ha dado algo, he descubierto en él cosas que no sabía, cada lectura ha sido un hallazgo impagable. Porque “Rayuela” es una novela diferente, divertida, audaz y, sobre todo, innovadora. Puede que, a estas alturas del nuevo siglo, haya sido superada en complejidad narrativa por otros libros más “experimentales”, pero la virtud de las grandes obras es desafiar al tiempo y perdurar. Y con “Rayuela” sucede eso.

Los personajes se convierten en inolvidables: la Maga, Oliveira, Traveler, son caracteres tan profundos, tan llenos de recovecos, que uno se puede sentir cercano a ellos, descubrir en alguna de sus facetas algo que ha sentido o pensado en algún momento, porque al final casi se convierten en arquetipos universales. Las situaciones y aventuras que les suceden son casi lo de menos, aunque la escena en que Oliveira trata de conseguir el tabaco de Traveler sin bajar a la calle es, en sí misma, una pequeña muestra del genio de Cortázar.

Aun con todo, para los que no la hayan leído debo hacer una advertencia: como novela, “Rayuela” flaquea. Y lo digo pensando, como pienso, que es una obra maestra. Flaquea porque una novela requiere continuidad, una trama unitaria, un hilo que hilvane lo que se cuenta, y “Rayuela” es un divertimento en el que, lo de menos, es precisamente eso. Quizá por ese motivo su lectura pueda resultar extraña de primeras, puesto que rompe con cualquier formalismo previo.

Pero es justamente ahí donde radica su principal rasgo: “Rayuela” es una novela para disfrutar, para que la literatura sea el juego y el pasatiempo que Cortázar pretendía que fuese. Y lo consigue, porque con este libro se disfruta mucho, muchísimo, y comprende uno por qué la literatura es un juego y cuánto se puede llegar a divertir una persona simplemente leyendo un libro. Y os aseguro que, con “Rayuela”, uno se divierte como nunca.

Sr. Molina

Read Full Post »

Por Bibliotecario

portada-albaicin-0.jpg

El Albaicín Criptano fue una revista cultural editada por la Concejalía de Cultura de Campo de Criptana entre 1991 y 1998. Se publicaron ocho números, de los cuales aquí os traemos el número cero en PDF. El resto vendrá en próximas entregas.

Descargar aquí: El Albaicín Criptano nº 0.pdf

Read Full Post »

Older Posts »