Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘SGAE’

Por Escribiente

De cada diez personas que miran la televisión, cinco son la mitad

Les Luthiers es el nombre artístico de un grupo argentino de música de humor compuesto en la actualidad por cinco miembros, que comenzó su andadura en la segunda mitad de la decada de los 60 en la ciudad de Buenos Aires. Se caracterizan por ser músicos profesionales y por expresar un humor fresco, elegante y sutil, tanto en las presentaciones de las composiciones como en las propias letras: “…los niños deben tener su lugar; un lugar donde ellos sepan que pueden jugar, correr, saltar, gritar, gaita_camararomper, ensuciar…por supuesto, señora, es conveniente dentro de lo posible, que ese lugar no esté muy alejado de la ciudad”. 

Una de sus características es que utilizan frecuentemente una serie de instrumentos informales creados por ellos mismos a base de materiales de la vida cotidiana, de ahí su nombre, Les Luthiers (que significa en francés, creadores de instrumentos musicales). Entre ellos se pueden citar el tubófono silicónico cromático, el yerbomatófono, el contrachitarrone da gamba o la gaita de cámara (en la foto)

En un principio me resultó complicado seleccionar un video para el post hasta que di con la representación de “Perdonala”. En la presentación del bolero obra de Johann Sebastián Mastropiero, Marcos Mundstock relata como al interpretarse por primera vez el periódico “Actualidad Musical” se refería a él en términos elogiosos hasta que al día siguiente tuvo que rectificar de la siguiente forma:

Fe de erratas: donde dice de inspiración arrebatada como otros compositores románticos, debe decir arrebatada a otros compositores románticos. Y donde dice su copiosa producción debe decir su copiada producción

Posteriormente nos cuenta la polémica entre Günther Frager, creador original del bolero, y J. S. Mastropiero “presunto” plagiador. Hasta para copiar y defenderse hay que tener arte y así lo demuestra Mastropiero en las réplicas a las acusaciones de Günther Frager, todo esto en tiempos anteriores al nacimiento de la SGAE (no sé por qué toda esta polémica me ha recordado a un gigante de nuestra tierra… con todos mis respetos para Mastropiero). Véase la resolución del conflicto y la interpretación del bolero “Perdonala” a continuación:

 

 

Más información: Wikipedia. Página oficial de Les Luthiers (y desde aquí multitud de enlaces para conocer el interesante mundo de Les Luthiers: historia, instrumentos, etc.). Página sobre Johann Sebastián Mastropiero, famoso compositor cuyas obras interpretan a menudo Les Luthiers…

Algunas frases: Wikiquote

Read Full Post »

Por Escribiente

miradalectura3Cuando yo era un muchacho, en la España de 1931, vivía en Aranjuez un Maestro Nacional llamado D. Justo G. Escudero Lezamit. A punto de jubilarse, acudía a la escuela incluso los sábados por la mañana aunque no tenía clases porque allí, en un despachito que le habían cedido, atendía su biblioteca circulante. Era suya porque la había creado él solo, con libros donados por amigos, instituciones y padres de alumnos. Sus “clientes” éramos jóvenes y adultos, hombres y mujeres a quienes sólo cobraba cincuenta céntimos al mes por prestar a cada cual un libro a la semana. Allí descubrí a Dickens y a Baroja, leí a Salgari y a Karl May.

Muchos años después hice una visita a un bibliotequita de un pueblo madrileño. No parecía haber sido muy frecuentada, pero se había hecho cargo recientemente una joven titulada quien había ideado crear un rincón exclusivo para los niños con un trozo de moqueta para sentarlos. Al principio las madres acogieron la idea con simpatía porque les servía de guardería. Tras recoger a sus hijos en el colegio los dejaban allí un rato mientras terminaban de hacer sus compras, pero cuando regresaban a por ellos, no era raro que los niños, intrigados por el final, pidieran quedarse un ratito más hasta terminar el cuento que estaban leyendo. Durante la espera, las madres curioseaban, cogían algún libro, lo hojeaban y veces también ellas quedaban prendadas. Tiempo después me enteré de que la experiencia había dado sus frutos: algunas lectoras eran mujeres que nunca habían leído antes de que una simple moqueta en manos de una joven bibliotecaria les descubriera otros mundos. (más…)

Read Full Post »