Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 5/04/08

El pueblo de uno

por Lucino

Uno vive muy lejos del pueblo, los azares y las necesidades y los gustos le han llevado a uno a varios cientos de kilómetros de estas tierras del albaicín y claro, uno no se resigna a perder el trozo de vida todavía caliente que ha estado hirviendo durante tantos años y con tanto gusto en las calles de su pueblo, en los caminos y en las subidas y bajadas y en los amaneceres y atardeceres de su pueblo, en las esquinas y en los tejados, la cara todavía deslumbrada por la luz; no todo ha sido regalo pero cuando se vive en la lejanía hasta el hastío o incluso el dolor se rebajan con el condimento dulce de la rememoración.

Por eso cuando uno ve, insospechadamente, como su pueblo aparece en el televisor (homenaje a Sara Montiel), en la tarde tan alejada, en la melancolía tan viva de este sábado que ya no es el mismo, a uno le entra un no sé qué de desasosiego por el estómago, un ansia solo frenada por la costumbre de estar allí, de recorrer en silencio los contornos precisos del pueblo que uno lleva dentro, de salir a la calle y vagar sin rumbo o con rumbo, empapándose de las cosas y de las gentes, de los tejados como de los gorriones saltarines que en ellos se posan, de las sombras como de las luces, y escapar camino afuera por esos paisajes de horizontes y silencios que permiten ensimismarse, que permiten entrar en uno y sentir con mayor intensidad ese minuto, ese silencio y esa vida, o acudir al café con los amigos, con las amigas, o recorrer la casa de los padres y encontrar en cada rincón un trozo de nuestra historia que es pasada pero no está muerta, rincones que todavía habrán de guarecer trozos de mi vida por contar.

Y uno tiene que recurrir a lo único que se pudo salvar: a la memoria, a las fotografías, a una carta, a un blog o a una llamada telefónica, porque uno necesita ponerse en contacto de alguna manera con el pueblo, con su pueblo. O a los versos de Salinas (Si quieres recordarlo/no sirve el recordar./Sólo vale vivir/de cara hacia ese donde,/queriéndolo,buscándolo). No estoy allí pero el pueblo, este pueblo que aparece hoy en el televisor, a tantos kilómetros de distancia, se me ha hecho un poco presencia y he podido descansar de la ausencia habitual.

Anuncios

Read Full Post »

5+1=6

por Bibliotecario

Se nos une uno más al equipo: Lucino, veterano comentarista de este blog que se ha pasado al lado oscuro de la fuerza y ahora escribe aquí, bienvenido. Podéis leer su primer post encima de este.

Ya estamos seis, que es la mitad de doce, como todo el mundo sabe ¿no?. Doce fueron los apóstoles de Jesús, lo cual según Dan Brown en su nuevo libro “El Código Bibliocriptana” y basándose en las profecías de Nostradamus indica que el Apocalipsis está próximo… vaya, esto del Apocalipsis me suena de algo…¿la Semana Santa ya fue? Bueno, pues, cambiemos la profecía: esto indica que el advenimiento del Reino de los Bibliocriptanenses está próximo, arrepentíos y apuntaros al equipo.

Vamos a dejarlo, solo recordaros que formar parte del equipo de Bibliocriptana es fácil y gratuito y que da derecho a publicar en este blog lo que a uno le de la real y santa gana y, además, a una Fanta de Naranja en el bar de la esquina. Y, por supuesto, no olvidéis que este proyecto pertenece en plan cooperativa a todos aquellos que lo hacen.

Venga, animaros, que lo estamos dando, lo estamos regalando.

Un saludo. Nos vemos en el 6+1=7

Read Full Post »

por Bibliotecario

· El libro debe estar hecho antes incluso de empezar a escribirlo. El escritor y la editorial saben exactamente a dónde se dirigen y qué quieren conseguir. [Antes del libro] escribo unas cincuenta o sesenta páginas de resumen, en eso tardo un año. Una vez que estoy satisfecho y la editorial también, empiezo con el capítulo número uno.

· La peripecia va por delante. Lo demás se va incorporando en función de las necesidades. Algunos autores empiezan por los personajes (…) pero la mayoría de los escritores populares funcionamos al revés: pensamos en una historia, una idea, y luego pensamos en qué ha sucedido antes y después y quienes son estas personas, lo que quieren y desean, y así crece la historia.

· No se le debe permitir al lector ni un momento de respiro. Conforme [los personajes] resuelven un problema surge otro, y eso hace que los lectores pasen página.

· La documentación está mitificada. Son casi unas vacaciones. Hay que leer mucho, a veces entrevisto a personas, en una historia medieval me fijo en edificios medievales, pero tardo unas seis semanas al año en hacer la investigación; es la parte más divertida, es mucho más fácil que escribir, por eso a la mayoría de los escritores les encanta la investigación.

· Item: una heroína fuerte y rebelde con un punto de familiaridad. Empezó en ‘El ojo de la aguja’ (…) entonces era muy raro que un thriller tuviera a la mujer como la heroína. Disfruté escribiéndolo y a los lectores les encantó, así que he seguido con esta fórmula. (…) esas son las personas sobre las cuales se escriben historias, porque son las más interesantes.

· Item: un villano conservador y cicatero con un punto de familiaridad. Todo el mundo que lee el libro cree que Godwyn está basado en el político que ellos odian. Él es un poco desagradable. Tiene muchos de los fallos de los malos políticos.

· Servir indistintamente en formato celulosa o celuloide, a gusto del comensal. Nunca he entendido a Hollywood. He decidido hace muchos años centrarme en la escritura de buenos libros: si Hollywood los compra, estupendo, si no, no me preocupo demasiado del tema.

· Acompañar con una dosis de anticipación para mantener abierto el apetito. Habrá una tercera parte algún día. En estos momentos estoy escribiendo una historia del siglo XX porque necesito un descanso de la Edad Media, pero volveré.

Via: www.papelenblanco.com

Read Full Post »

por Escribiente

El albaicín y la sierra de los molinos aparecen en varios planos de la película cuya trama en este caso no gira entorno al Quijote aunque existe una referencia molinera que justifica la elección del decorado.

“Condenados” de Manuel Mur Oti

SINOPSIS:

Extraño y peligroso triángulo amoroso entre un celoso marido, su mujer y un joven forastero que trabaja con ellos.

Si alguien está buscando algún ejemplo sobre la “España negra” y los valores más duros del catolicismo de la posguerra, probablemente no encuentre una ocasión más propicia que este drama reciamente castellano firmado por Manuel Mur Oti en 1953 -basado en la obra teatral homónima de José Suárez Carreño, no casualmente ganador del premio Lope de Vega de teatro en 1951.

La película es una truculenta, mórbida y contradictoria exposición de ciertos valores clásicos en el pensamiento tradicionalista español: la propiedad, incluso la propiedad personal (matrimonial), la justificación religiosa del orden patriarcal y civil, además de una cierta autarquía naturalista intolerante con la modernidad (Aurelia ante el molino de viento: “A mi me parece que así el trigo lo muele Dios”).

Fuente: Cine político hispano

Fotogramas: “Condenados” de Manuel Mur Oti.

Read Full Post »